Home / Cine / La representación LGBT en los medios importa y está funcionando

La representación LGBT en los medios importa y está funcionando

Aunque aún queda camino por recorrer, hay una batalla que la comunidad LGBT está ganando: la de representación en los medios.

En series, películas y premiaciones la visibilidad de la diversidad sexual es cada vez más notable.

Moonlight (Luz de Luna en Hispanoamérica) ganó el Óscar a “Mejor película” en la pasada premiación, y este domingo se llevó el MTV Movie & TV Award al “Mejor beso” por la escena en la playa de los actores Ashton Sanders y Jharrel Jerome.

moonlight-1494207812

“Esto representa más que un beso”, expresó Sanders en su discurso de agradecimiento, “esto es para los que se sienten como ‘los otros’, para los que no encajan”.

Las palabras del actor resuenan con particular fuerza entre aquellos que crecimos con ese sentimiento de ser diferentes, de no encajar.

Hace apenas una década, la comunidad LGBT era invisible en los medios, salvo aquellos personajes caricaturizados que eran motivo de burla.

En la secundaria y la preparatoria, nuestros compañeros heterosexuales y cisgénero encontraban arquetipos de cómo comportarse en sus relaciones interpersonales en series, películas, telenovelas y hasta caricaturas.

En contaste, quienes sentimos atracción por personas del mismo sexo o disconformidad con el género no tuvimos en la adolescencia un modelo en los medios que nos representase o nos diese un modelo de cómo actuar.

Pese a su giro trágico, nos alegramos cuando películas como Secreto en la Montaña y Transamérica, ambas del 2005, atrajeron los reflectores a la comunidad LGBT al alcanzar nominaciones en las ceremonias de premiación.

tumblr_mhqgwy6VCF1qiz3j8o2_500

El éxito de series como Will and Grace, Queer as Folk y The L World en la década de los 2000 nos emocionó, aunque fuesen retratos de un sector de clase media alta, blanco y privilegiado de la población estadounidense.

tumblr_o7uf47Zs651v8zbyqo1_500

Pero hoy, como escribe Sergio Palacios para El Clóset LGBT, ya hay personajes a los que se les permite ser complejos, multidimensionales y aceptar su identidad, como Lionel de Dear White People.

La predominancia de hombres homosexuales blancos se aligera para dar paso a personajes, actores y actrices que son lesbianas, trans y de color, como es el caso de las series Orange is the New Black y Sense 8, y las películas Carol y La Chica Danesa.

tumblr_o90glxfwMv1ui45hlo1_500

giphy (6)

Y, ante todo, cada vez hay más personajes de la diversidad sexual que aparecen en series cuya temática central no es LGBT, como en Ingobernable, donde la hija de la primera dama es lesbiana, y en 13 Reasons Why, donde hay estudiantes homosexuales.

Para nuestra generación, el que Disney, la compañía de entretenimiento familiar más importante, incluya un personaje gay en La Bella y la Bestia, una de sus principales películas de los últimos años, representa una gran victoria de una larga batalla.

josh-gad-beauty-and-the-beast-lefou-clapping

La representación LGBT en los medios normaliza nuestras identidades en el imaginario colectivo, nos dice que nuestras voces merecen escucharse, que nuestras historias son dignas de contarse.

Historias de la diversidad sexual en los medios provocan que las personas entiendan que nuestras vidas no deben estar en las sombras o segregadas, sino que son parte de la realidad que todos compartimos.

“Cuando hacen falta imágenes de ti en el arte o en los medios que afirman mostrar el mundo, o cuando esas imágenes están distorsionados o son feas, crea una sed palpable por algo más”, escribe Alana Bennet en BuzzFeed.

A pesar de los avances, queda mucho por hacer, afirma la Alianza Gay y Lésbica contra la Difamación (GLAAD, por sus siglas en inglés).

En su Índice de Responsabilidad de los Estudios del 2016, GLAAD advierte que de 126 grandes películas que se estrenaron en 2016 sólo 17.5 por ciento tenían algún personaje que se identificara como LGBT.

Además, sólo ocho de las 22 películas que incluyeron esos personajes pasaron su prueba Vitto Russo, que mide la calidad de la forma en la que se presenta a la diversidad sexual.

En México el rezago es mayor, pues la visibilidad LGBT en las telenovelas es mínima y películas como Macho o Hazlo como Hombre aún presentan la homosexualidad como algo ridículo y motivo de chistes homofóbicos.

“Lamentablemente hoy día aún es tabú hablar de homosexualidad en países latinoamericanos y en los actores aún más”, declaró Alfonso Herra, actor de Sense 8, a El Universal.

Pero, pese a esta adversidad y a quienes hacen berrinche cada vez que se incluye un personaje LGBT en alguna serie o película, la diversidad sexual llegó para quedarse.

About Pedro Pablo Cortés

Periodista por el Tec de Monterrey y Maestro en Desarrollo de América Latina por King's College London. Soy regio, feminista y anti-discriminación.

Recomendamos

Mentaiko: Ilustrador y Mangaka bara yaoi

Otro artista reconocido por muchos como un profesional en el género Bara Yaoi es el …

Leave a Reply