Home / Noticias / La izquierda mexicana nos abandona

La izquierda mexicana nos abandona

Se acercan unas elecciones desalentadoras para la comunidad LGBT en México.

Aunque a veces de forma tibia o ambigua, los partidos de izquierda han sido los agentes políticos que defienden los derechos de las minorías sexuales y las mujeres.

Pero, para los comicios presidenciales del 2018, estos partidos han claudicado sus principios con tal de conseguir el poder.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), ambos a la izquierda del centro, se han aliado con el Partido Acción Nacional (PAN), una agrupación de derecha donde abundan políticos que desdeñan los derechos sexuales y reproductivos.

Estos grupos han formado una mezcolanza que llaman “Por México al Frente”, una alianza electoral que encabeza el candidato panista Ricardo Anaya.

Los líderes de estos partidos aseguran que coinciden en los temas que “importan”, lo que para ellos significa ignorar en su plataforma temas polémicos como los matrimonios entre personas del mismo sexo, la identidad de género y la interrupción legal del embarazo.

El simple hecho de dejar estos derechos fuera de la agenda es una victoria para las facciones más conservadoras del PAN, que además se ha apoderado de la mayor parte de la coalición.

Por otra parte, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido que se autoproclama como el estandarte de la izquierda en México, se ha aliado con el Partido Encuentro Social (PES).

El PES es un partido asociado con la ultraderecha evangélica que defiende a la “familia”, que cree que la sociedad debe recuperar sus “valores”, que los políticos deben hablar de Dios y que las instituciones religiosas deben intervenir en la vida pública.

En el Congreso, ha presentado iniciativas para que el matrimonio se considere solo la unión entre hombre y mujer, que los médicos puedan negar servicios por “objeción de conciencia” y que el material de educación sexual se considere pornografía.

Entre sus diputadas más célebres está Edith Martínez, quien comparó los casamientos homosexuales con bodas con deflines…o laptops.

Además, en las últimas elecciones a gobernador, el PES apoyó al priista Alfredo del Mazo en el Estado de México, y al panista Guillermo Anaya en Coahuila, quienes recibieron el respaldo de la asociación antiderechos del Frente Nacional por la “Familia”.

Resulta apabullante que partidos de izquierda se alíen con grupos que de manera sistemática han atacado nuestros derechos y promovido el odio contra nuestra comunidad.

Quienes cierran los ojos a esta realidad y se aferran a apoyar estas coaliciones, nos piden sacrificarnos por “el bien mayor”.

Nos dicen que hay “prioridades”, como la lucha contra la pobreza, el combate a la corrupción, el alivio de la desigualdad, la destrucción de las élites.

Primero, me pregunto: ¿cuáles son estas grandiosas propuestas políticas que por arte de magia solucionarán estos problemas?

Pero, sobre todo, hay que denunciar que esto es un falso debate.

El matrimonio igualitario, la identidad de género, las políticas antidiscriminación y los derechos reproductivos no son sólo temas “sociales” o “culturales”, pues tienen graves consecuencias económicas para las personas que sufren de la exclusión de la sociedad.

¿Cómo pretenden construir un proyecto de igualdad si excluyes a millones de personas?

¿Cómo hablar de seguridad si los transfeminicidios y los asesinatos de odio contra homosexuales y lesbianas son un problema agudo en México?

¿Cómo hablar de un Estado de bienestar si dejan a las mujeres sin acceso a salud reproductiva, si el gobierno deja sin identidad de las personas trans y si excluye a parejas del mismo sexo de una institución que les permite alcanzar seguridad social?

Hoy, la izquierda nos ha abandonado. Nosotros no podemos abandonar la lucha.

About Pedro Pablo Cortés

Periodista por el Tec de Monterrey y Maestro en Desarrollo de América Latina por King's College London. Soy regio, feminista y anti-discriminación.

Recomendamos

9 Comentarios homofóbicos con los que no sabrás si reír o llorar

Lamentablemente, todos nos hemos topado con personas homofóbicas a lo largo de nuestras vidas. Muchas …

Leave a Reply