Home / Fuera del clóset / La importancia de ser visible
Turkish women shout slogans during a rally to mark International Women's Day in Ankara, on March 8, 2015. AFP PHOTO/ADEM ALTAN (Photo credit should read ADEM ALTAN/AFP/Getty Images)

La importancia de ser visible

Estamos en Junio, Pride Month, Mes del Orgullo. Mientras muchos nos alistamos para asistir a las marchas, hay muchos que no lo piensan hacer, por diferentes razones. Hablemos de una de ellas.

giphy (4)

Muchos no quieren asistir a una marcha porque siguen en el clóset. Por miedo a que alguien conocido vea alguna fotografía o algún video y que se enteren que estuviste presente en esa “cosa”. Que eres “uno de esos”. Que se enteren de quien realmente eres.

Esto mayormente se debe a las reacciones negativas a las que estamos expuestos en nuestro día a día, tanto fuera como dentro de la comunidad LGBTIQ+. Oír en repetidas ocasiones “esos jotos”, “esa bola de vestidas”, “las jotas esas”, “qué desperdicio de hombre/mujer”, “¿vas a ir con todas las locas en calzones?”, “¿por qué no piensan en los niños?”, “¿orgullo de qué?”.


No les hagan caso. Con eso solo les estaríamos diciendo que están en lo correcto.

 

Es importante que vean que aunque somos minoría, no somos un grupo pequeño. No solo eso, pero al mostrarnos visiblemente en la sociedad, servimos de referente para aquellos que apenas están aceptándose y preparándose para salir del clóset, para que se den cuenta que su vida y sus sueños no peligrarán por el hecho de ser como son. Que puedes ser un estudiante, un empresario, una ama de casa, un hijo o líder de una familia, sin que tu identidad lo afecte.

giphy (6)

Cuando uno ve en alguna página de algún medio de comunicación una nota sobre alguna de estas marchas, es inevitable leer los comentarios de dichas publicaciones y darse cuenta del odio, del rechazo, de la discriminación, de la desinformación. Y, por supuesto, es inevitable pensar: “Si me vieran a mí ahí, ¿me atacarán con ese mismo odio?”. La respuesta es: sí, probablemente. Pero eso no es motivo para no salir, al contrario.

No les demos la razón, porque hacerlo sería aceptar que no tenemos permitido existir. Hacerlo sería estar de acuerdo con ellos en que somos ciudadanos de segunda, que no deberíamos compartir el mismo suelo que ellos, las mismas calles, las mismas escuelas, las mismas casas. Sería aceptar que ser lo que somos es malo, como ellos lo han dicho.

No tengan miedo a ser visibles, porque necesitamos que nos vean ahí. Necesitan una cara que reconozcan, necesitan saber que todo eso negativo que nos dicen, se lo podrían estar diciendo a su amigo, a su hermana, a su primo, a su maestra, a su hijo, a alguno de sus padres. Que se den cuenta que no son “otros”, sino que somos los mismos. ¿Cómo nos van a aceptar si ni siquiera saben que estamos ahí?

giphy (5)

¿Orgullo de qué?, preguntan muchos. Orgullo de ser libre. Orgullo de aceptarse uno tal cual es. Orgullo de amar sin represión. Orgullo de ser a pesar de todos aquellos que quieren a toda costa eliminar la idea de que estamos en este mundo y que somos iguales a ellos. Orgullo de existir, finalmente.

Realizador audiovisual, gaymer y amante de una buena conversación. Madonnista y Björker. Sobreviviendo entre dramas y comedias. También escribo en fragmentoav.com.

About Sergio Palacios

Realizador audiovisual, gaymer y amante de una buena conversación. Madonnista y Björker. Sobreviviendo entre dramas y comedias. También escribo en fragmentoav.com.

Leave a Reply