Home / Entretenimiento / ¿Por qué Jonathan de ‘Queer Eye’ es mi nuevo ídolo?

¿Por qué Jonathan de ‘Queer Eye’ es mi nuevo ídolo?

“El show original luchaba por la tolerancia. Nuestra batalla es por la aceptación”, expresan las estrellas de Queer Eye al inicio de su primera temporada.

 

Este programa es un remake de Queer Eye For The Straight Guy, que se transmitió de 2003 a 2007.

Queer Eye for the Straight Guy Cast

 

En ambos, un grupo de cinco hombres homosexuales, conocidos como los Fab 5 aconsejan de estilo, moda y cultura a un hombre heterosexual en Estados Unidos, aunque Queer Eye también ayuda a un joven gay a salir del clóset.

En la nueva versión, los fabulosos cinco son Bobby, un mormón experto en diseño de interiores; Tan, británico con raíces pakistaníes especialista en moda; Antoni, un canadiense con gusto por la cocina, y Karamo, un sexy y culto afroestadounidense.

Queer Eye New Cast

Pero la estrella del show es Jonathan Van Ness, un estilista que nació en Quincy, una pequeña ciudad al suroeste de Chicago.

Durante los primeros minutos del primer episodio es difícil hacerse una idea de Jonathan.

Es ruidoso, escandaloso y bromista, lo que en inglés llaman over the top.

Pero conforme avanza la temporada, Jonathan se consolida como “el verdadero héroe gay que el mundo necesita”, como ha declarado BuzzFeed.

Una de las razones por las que esto sucede es porque desafía los prejuicios sobre los hombres homosexuales que tiene el mundo, incluyendo la propia comunidad LGBT.

Es amanerado, corta el pelo, no le teme al maquillaje y a veces habla en femenino.

¿No se supone que él es el estereotipo del que los gays nos queremos alejar de manera desesperada?

Es ahí donde entra su magia.

Jonathan es afeminado, pero demuestra que esto no es sinónimo de cobardía ni un defecto.

De hecho, su valentía y fortaleza son poderosas.

Este estilista de cabello largo se adentra a zonas rurales de Georgia, una característica entidad conservadora de Estados Unidos repleta de seguidores de Donald Trump.

Al hacer lo que ama, cambiar el look y cortar el cabello, interactúa de manera profunda con rednecks: hombres maduros, heterosexuales y conservadores.

En uno de los episodios, entra a un bar repleto de gente blanca y sureña que atemorizaría a cualquier hombre homosexual.

Pero él no se intimida. Al contrario, magnifica su encanto y picardía para ganarse a los presentes.

En otro, se pone ropa ajustada, una especie de leggings, y danza con libertad junto a bomberos con una masculinidad hegemónica. Incluso, baila en pareja con uno de ellos.

Además, fuera del programa, tiene un podcast llamado Getting Curious en el que invita a especialistas para hablar de temas como el sistema penal estadounidense, mujeres en el Ejército o la rivalidad económico entre Estados Unidos y China.

Todo esto, en conjunto, es lo que lo hace tan especial.

En vez de ocultar su personalidad queer por miedo al estereotipo o a la estigmatización, Jonathan Van Ness muestra que las personas, y en particular los hombres gay, somos seres multidimensionales con derecho a ser nosotros mismos.

Jonathan entiende que es mejor vivir sin miedo que oculto en la oscuridad por temor a “incomodar”, a “ofender”, a “llamar demasiado la atención”.

Con su ejemplo, millones de niños y adolescentes LGBT en el mundo aprenderán a aceptarse no sólo por entender a quiénes aman, sino por ser quienes son.

Esto lo reafirma en sus redes sociales, donde se mantiene activo en temas de política y sociedad, como inclusión, racismo, diversidad, violencia armada y oposición al gobierno de Donald Trump.

Como hombre gay de 26 años, a veces creo que ya me he deconstruido lo suficiente y que ya he dejado atrás viejos fantasmas, como la homofobia internalizada.

A veces, con tantas referencias culturales LGBT disponibles en la actualidad, parece que un remake de un programa de la década pasada ya no tendría eco en esta “modernidad”.

Pero, como han escrito en Variety, Vanity Fair, BuzzFeed, Entertainment Weekly y The Guardian, el mundo todavía necesita a Queer Eye.

Porque, según la frase inicial, la actitud de Jonathan y de los Fab 5 confirma que podemos expresarnos de una manera que no solo sea “tolerada”, sino que sea aceptada e, incluso, celebrada.

About Pedro Pablo Cortés

Periodista por el Tec de Monterrey y Maestro en Desarrollo de América Latina por King's College London. Soy regio, feminista y anti-discriminación.

Leave a Reply