Home / Opinión / Creo que soy trans: lo que debes saber

Creo que soy trans: lo que debes saber

Ser Trans. Este es un tema que no se suele discutir abiertamente, inclusive dentro de la Diversidad Sexual. Al día de hoy, existen muchas confusiones sobre lo que significa esta palabra, envuelta en un manto de tabúes y verdades a medias. Y, lamentablemente, nos podemos quedar en la duda y en la oscuridad si no hablamos abiertamente del tema.

¿Consideras que tal vez naciste en el cuerpo equivocado? Tómate tu tiempo para analizar la respuesta, porque es una decisión importante de ser verdaderamente quien eres. Y, como lo dijo nuestra querida Marilia Navarro:

Hay que entender que todos, independientemente de nuestra orientación sexual, descubrimos nuestra identidad de manera distinta. Nadie es igual a otro, y nunca debemos tomar el ejemplo de nadie para nuestra propia vida.

La sexualidad es tan diversa

El día de hoy te traemos dos vivencias diferentes sobre el mismo tema de la transexualidad. El primer relato nos llega directo desde Suecia: Claire nos cuenta sobre la confusión que tuvo a sus 10 años al creer que era transgénero, y menciona varios puntos que quizás te den qué pensar.

“Cuando tenía 10 años pensé que era transgénero. Incluso pensé que estaba experimentando disforia, lloré por usar vestidos, odiaba mi cuerpo femenino (lloraba por eso también) y me encantaba que me llamaran con pronombres masculinos. Parecía una disforia clara como el cristal. Mi dolor continuaba y empeoró de forma persistente… Hasta cuatro años después, empecé a volver a estar bien con mi sexo de nacimiento. Mi “disforia” desapareció, comencé a hacer crecer mi cabello, me deshice de mi ropa masculina, compré ropa femenina de nuevo y, lo más importante, comencé a ducharme con las luces encendidas otra vez, dejé de usar binders y comencé a sonreír nuevamente.

Creé la “disforia” en mi cabeza. Siempre había sido un niño extraño y siempre me sentía diferente, había -descubierto- una identidad que lo explicaba, entonces, trataba de encajar en ese molde creando un dolor que no existía. No sabía quién era y quería encontrar mi comunidad.

Hoy me encanta ser mujer y me encanta ser femenina. Sé que utilizar hormonas habría sido un error y sé que habría arruinado mi vida.

Entonces… Por favor, jóvenes que reclaman la identidad transgénero, no se apresuren. Esperen hasta crecer. Aunque seas un adulto puede que estés 110% seguro, pero yo también lo estaba. Y aún así me di cuenta de que estaba equivocada.

No me malinterpreten, es muy posible que seas transgénero y lo que sientes es disforia, pero la única forma de saberlo es que un profesional lo diagnostique de manera adecuada.

Por favor, no hagas nada precipitado solo porque quieras pertenecer a la comunidad trans o porque creas que ser trans es genial.”

Ahora, escuchemos el otro lado de la conversación. Te presentamos a Aletze Estrada, activista trans en México. Al haber llegado este testimonio, decidimos consultar la opinión de Aletze, para poder así identificar los diferentes matices que aquí se dibujan. Desde su lectura, nos comentó que la niñez trans siempre debe contar con acompañamiento psicológico. Justamente, en esta ausencia de información, pueden existir muchas confusiones de la identidad de género, la orientación sexual, y nuestro propio cuerpo. Por ejemplo, puede ser que una persona homosexual crea ser trans por su orientación sexual. La solución requiere de nuestro compromiso con la visibilidad y la apertura de nuestra sociedad para buscar ayuda. Se trata de hablar más al respecto, e informarnos constantemente. Lo podemos resumir en palabras del mismo Aletze:

Dar con nuestra identidad es más complicado de lo que parece y tomar una decisión apresurada podría arruinarte, dado que las hormonas (sobre todo la testosterona) causa cambios irreversibles, hasta cierto punto

Claire nos comentó que no se realiza la transición por motivos meramente estéticos, no es una declaración política. No es cosmético. Es una decisión que se toma porque estás seguro de que no naciste en el cuerpo correcto. Es algo que haces porque no puedes vivir en calma sin ello.

Ella insiste en que debemos fomentar la consciencia en los adolescentes antes de tomar una decisión muy precoz en cuanto a ingerir hormonas, por lo menos hasta que sean mayores. Como también lo nota Aletze, Claire vive un entorno diferente. En la sociedad sueca, existe más apertura para los tratamientos médicos de transición, puesto que puede ser parte del sistema de salud pública. Con esa facilidad, una confusión de no sentirse “como los demás” puede llevar a una conclusión errónea de ser trans.

Si tienes dudas, infórmate. Busca a un profesional que te acompañe en este proceso. Cada paso que des es un avance en el viaje de descubrimiento que toda persona tiene que hacer. Mira a tu alrededor, hay muchas personas que también están buscándose. Así que, no dudes en hablar, haz que tu voz se escuche, y tómate el tiempo necesario que requieras para esta decisión, porque tú vales mucho.

 

About Angel Pontiggia

Leave a Reply