Home / Estilo de vida / 11 dificultades que probablemente enfrentarás al salir del clóset

11 dificultades que probablemente enfrentarás al salir del clóset

Salir del clóset puede ser algo de lo más difícil por hacer, sobretodo si sumamos factores como la temprana edad y si vives en un ambiente que sabes que no te apoyaría.

Va más allá de decirle a tus seres queridos: SOY GAY, LESBIANA, BISEXUAL y/o TRANS. Salir del clóset es sobre vivir tu vida sin miedos ni ataduras y sin ocultar nada al respecto.

Esto puede llegar a ser algo muy difícil y por eso les contaré algunas de las dificultades más comunes que enfrentan las personas LGBT al salir del clóset:

 

1. Elegir con quién salir del clóset primero

La primera vez que le dices a alguien, es la más difícil pues no tienes idea de cómo será su reacción. Tener esa disputa entre tu papá, mamá, mejor amigo, hermano, hermana… Es algo que te puede quitar el sueño, el empezar a hacer escenarios sobre quién lo aceptará mejor y a quién te conviene más. Así, la segunda vez que le dices a alguien es quizás un poquito más fácil.

 

2. Elegir el momento adecuado

No tiene por qué ser así, sin embargo, es una noticia fuerte para la mayoría de las personas. Entonces, tener que preparar o buscar el mejor momento para que no denote otras discusiones, suele ser muy agotador.

 

3. Preguntarte quién te apoyará de verdad

Como mencioné en el punto uno; esto va un poco de la mano con los escenarios que decía. Pensar quién puede tener la mejor reacción podría ser parte de la decisión de decirle o no a esa persona, aún si es a quien quisieras decirle. A veces hay sorpresas agradables y otras no tanto, quien creías que te iba a apoyar podría resultar que no y viceversa.

 

4. Encontrar las palabras correctas

En ocasiones tienes que ponerte un poco en el contexto social de la persona con la que saldrás del clóset por ende tienes que saber qué decirle de la mejor forma posible para que te entienda. Hay un diferente pequeño discurso para explicarle a tu papá o mamá qué significa ser gay, bisexual o trans. Y puede que con tus amigos resulte un poco más sencillo o simplemente diferente.

 

5.  Controlar los nervios

Este punto varía para el tipo de persona, es evidente que hay quienes son más nerviosos que otros. Pero al menos en mi experiencia y en todas las coming out stories que he leído y me han dicho, todos están súper nerviosos al salir del clóset con sus principales seres queridos.

 

6. Armarte de valor y decirlo

Para mí es el más difícil, pues es lo que hace la diferencia de realmente salir del clóset: el poder decirlo. Los niveles de dificultad al tomar valor varían con la persona, pero siempre y en todo ámbito, requiere valor hacerlo.

 

7. Darte cuenta del número de las personas con las que saldrás del clóset

No precisamente es que “tengas que”, es más contarle y mostrarte como de verdad eres con todos los que te rodean y esto puede llegar a ser un inconveniente, el solo hecho de pensar en cuántas personas sabrán y cómo decirle a cada uno.

 

8. Obtener una mala respuesta

Dentro de los escenarios antes mencionados, el obtener una mala respuesta sea de quien sea, es lo que puede llegar a ser un obstáculo para tu felicidad, ya que la manera de reaccionar de las personas no es algo que tú puedas controlar y que sin duda aunque no quieras, te puede llegar a afectar.

 

9.  Perder ‘buenos amigos’

Salir del clóset puede ser sorpresivo para algunas personas más que para otras y quien creías que era un gran amigo o amiga, quizás no lo toma del todo bien y no puede lidiar con esto; entonces podría optar por dejar de hablarte. Si bien en el momento será algo difícil y te hará sentir mal; no tienes porqué hacerlo, un verdadero amigo/a no juzga ni basa su amistad en tu orientación sexual. A la larga, esto será algo bueno, darte cuenta de quiénes son tus verdaderos amigos.

 

10. Explicárselo a tu pareja

Si ya tienes pareja y esa persona ya ha salido del clóset y tú apenas lo estás haciendo, podría dificultar un poco las cosas. Lo importante aquí es apoyar y comprender al otro. Si eres el que ya salió, apoyar, y si eres quien está saliendo, tratar de manejar todo con calma.

 

11.  Aprender a salir adelante

El camino no es fácil, pero a final de cuenta salir adelante es una decisión. No necesitas de nadie para hacerlo mas que de ti mismo. Lo mejor sería tener el apoyo incondicional de todos los que te rodean, pero no siempre será así y tienes que aprender a vivir con ello.

 

Me gustaría mentirles y decirles que es un proceso fácil y la verdad es que no siempre es así, sin embargo, salir del clóset con tus seres queridos y sobretodo contigo mismo, es lo mejor que puedes hacer; nunca más tienes que fingir algo que no eres o lidiar con situaciones incómodas. Trata un poco de entender la escuela de los más viejos sin que llegue a afectar tu dignidad o integridad, siempre poniéndote firme y esto con el tiempo les puede hacer entender que así eres, que así naciste y que así morirás.

A pesar de las dificultades que me trajo salir del clóset, fue lo mejor que pude haber hecho.

Director de “El Clóset LGBT”. Activista y Feminista. Fanático de Pokémon, amante de los animales y no me gusta el queso en ninguna presentación.

About Héctor Aguirre

Director de "El Clóset LGBT". Activista y Feminista. Fanático de Pokémon, amante de los animales y no me gusta el queso en ninguna presentación.

Leave a Reply