Home / Noticias / Roberto Páez: el clavadista olímpico venezolano que salió del clóset

Roberto Páez: el clavadista olímpico venezolano que salió del clóset

“La Vida es demasiado hermosa como para estar escondido en un clóset” – Roberto Páez

En una reciente carta, publicada en la página OutSports, el clavadista olímpico de 24 años salió del clóset, dejando atrás los complejos de su sociedad y arriesgándose a vivir libremente. Y en esta valiente decisión, se suma a la lista de atletas que han luchado por la visibilidad, como Gus Kenworthy o Adam Rippon.

🔱

A post shared by Robert Páez (@robertpaez) on

Con dos olimpiadas a su haber, su trayectoria en el deporte comienza desde los 7 años, tiempo en el que también estuvo más consciente de que había algo diferente en él, sin saber exactamente qué era.

“Yo sé que nací gay. Con el paso de los años, estuve más consciente de esto, y cuando crecí – como les pasa a muchas otras personas – se volvió un gran dilema.”  

El atleta también cuenta que siempre le atrajo la moda y el baile, pero prefirió evitar involucrarse en esos ámbitos por los estereotipos que lo asocian con lo femenino.

🦊

A post shared by Robert Páez (@robertpaez) on

Para sus primeras olimpiadas, en 2012, Páez decidió abordar el tema con su madre, y empezó diciéndole que estaba enamorado. “¿Con un chico o una chica?” esa fue la respuesta de su madre. Ella sabía antes inclusive de que él le contara. Y ahora, sus hermanos y padre también lo apoyan. Y esto lo ha motivado a salir públicamente.

“Muchas veces, nosotros, como hombres homosexuales, temiendo lo que somos en realidad, encontramos una enamorada para que nuestra familia crea que somos lo que ellos llaman “un hombre de verdad”. Quisiera que pudiera demostrar a otros hombres homosexuales que no estamos mintiéndole a nadie, solo nos engañamos a nosotros mismos”

Páez espera que, a través de su historia, las personas vean que ser homosexual es normal. Es parte de su aporte para que se sigan manteniendo estas conversaciones, en las que dejamos atrás la ignorancia, el odio, y el miedo.

“Ser gay no te hace menos hombre, o menos mujer. Ser gay no es una enfermedad.”

Sigue intentando. No te rindas. Ese es el mensaje de este gran atleta.

About Néstor Silverio

Feminista ecuatoriano que ve el mundo no como es, sino como debería ser: un lugar de igualdad, amor y mucha comida.

Leave a Reply