Home / Arte / La poderosa metáfora de Remus Lupin y el VIH

La poderosa metáfora de Remus Lupin y el VIH

Los libros escritos por J.K. Rowling han roto la barrera del tiempo al seguir cautivando a propios y extraños a pesar de ser lanzados por primera vez en la década de los 90 y claro, forjándose una ola de seguidores fieles alrededor del mundo.  Adaptados a una de las sagas cinematográficas más grandes e importantes de la historia que vio su fin en 2011, pareciera que no hubiese ya nada baja el sol pero estamos completamente equivocados.

El mundo del niño mago más famoso de todos es tan extenso y fue concebido tan bien, que cada uno de los personajes salidos de la basta imaginación de la británica tienen sus propios pasados y un por qué claro de lo que les sucede alrededor de los siete libros originales. Nada sucede por casualidad, ni caen en el simplismo de sólo relleno para decorar las páginas que nos cuentan con detalle cada una de sus aventuras.

La magia parece no ceder al olvido; la clave radica en estar infestada de metáforas y analogias que tal vez la primera vez que los leíste pasaron desapercibidos, ya sea porque eras muy joven para darte cuenta o porque te concentraste más en el estudiante de Gryffyndor y su malvado enemigo, ‘Aquel que no debe ser nombrado’.

Hace 17 años Rowling concedió una entrevista donde sentenciaba la fuente de inspiración para escribir, según sus palabras, a uno de los personajes más queridos por ella.  La licantropía de Remus Lupin, provenía de las enfermedades sanguíneas, en concreto del VIH.

Pero fue en 2016 a través de su portal oficial Pottermore, donde cada determinado tiempo alimenta su historia con nuevos datos y anécdotas que desde el inicio uso para escribir sus libros, pero que por cuestión de ritmo o porque le da libre albedrío a sus lectores para que ellos mismos descubran las claves; no fueron redactadas literalmente en ellos (algo muy parecido a la homosexualidad de Albus Dumbledore y sí, también la bisexualidad del propio Lupin), cuando de forma oficial ligo el padecimiento tanto físico como psicológico que Remus tiene que sufrir, y por supuesto al rechazo de algunos.

“-¿Qué pensarían los padres si se enteran que uno de los profesores es un hombre lobo?, Me correrían de inmediato. Nadie quiere a alguien como yo cerca de sus hijos”.

Sí, dentro del mundo mágico también existen los prejuicios y la ignorancia. No sólo en el mundo real.

La intención de Rowling nunca fue ligar al Virus de la Inmunodeficiencia Humana o al SIDA a la de un ser que se transforma a la luz de luna llena, sino crear un vinculo de aceptación entre sus lectores para con alguien que vive con esta afectación.

Remus se nos presenta inteligente, valiente, un gran profesor y una persona de una enorme y excepcional calidad humana; cualidades que están muy por encima de cualquier condición o enfermedad que pudiera portar.

“La afección de Remus Lupin es una referencia consiente a las enfermedades de transmisión sanguínea como el VIH con su consiguiente estigma social. La poción que Snape le fabrica, es una especie de tratamiento antirretroviral para que no llegue a desarrollar el estado más avanzado de la enfermedad.

La sensación de aislamiento propia de las enfermedades crónicas es un rasgo muy importante para el personaje.”

-J.K. ROWLING.

 

About Marcos A. Alonso

Cinéfilo, lector compulsivo. Creo que en éste mundo lleno de guerra, cualquier demostración de amor debe ser considerada un verdadero milagro.

Recomendamos

La izquierda mexicana nos abandona

Se acercan unas elecciones desalentadoras para la comunidad LGBT en México. Aunque a veces de …

Leave a Reply