Home / Noticias / Crónica de un encuentro: Claudia Sheinbaum

Crónica de un encuentro: Claudia Sheinbaum

¿Qué tan lejos estamos de que una maestra de primaria o secundaria pública pueda ser una mujer o un hombre trans? Podría decir que vivo en un país primermundista el día que esto ocurra; y tal vez algún día estemos aquí para presenciarlo, por el momento; estamos aquí para luchar por ese sueño.

 

La cita fue el miércoles 24 de enero de 2018 a las 8:30; un encuentro con la Comunidad LGBTTTI en el Museo de Memoria y Tolerancia con la precandidata a la jefatura de gobierno de la CDMX Claudia Sheinbaum, por el partido MORENA; el cual hace unas semanas anunció su coalición con el Partido de Encuentro Social (partido de extrema derecha y defensor de la mal llamada “familia natural”).  Llegué alrededor de las 7:30 am y estaba dispuesto a darle una segunda oportunidad ya que hay que ser sinceros; el que hayan sido atacados por esa decisión despertó la necesidad de tocar el tema de nuestros derechos y únicamente MORENA ha generado dicho espacio.

 

El panel fue sobrio; una bandera gay del lado izquierdo y la bandera con el logo del partido del lado derecho, al centro un arreglo floral de cada uno de los colores de la bandera gay. El protocolo correcto y sin clichés de más. Como maestro de ceremonia, un actor querido por la comunidad; Felipe Nájera.

Alrededor de las 8:40 llega el panel, de izquierda a derecha: Amaranta Gómez; antropóloga social, muxe, promotora cultural y activista. Alejandro Brito, historiador y defensor de Derechos Humanos con acentuación en comunidad LGBT+. Héctor Salinas, Dr. En Ciencias Políticas y Sociales e investigador de tiempo completo de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. María Clemente Moreno mujer trans brigadista y activista de los derechos trans. Marisol Gasé, actriz, cabaretera y activista contra la violencia de género. Genaro Lozano; polítólogo, internacionalista, profesor y columnista. Y finalmente, para no olvidar que es un acto político, Irazú Díaz secretaria de diversidad sexual del comité estatal de MORENA.

Entra Claudia Sheinbaum cerca de las 9:00 am. Una mujer parca en su forma de vestir; cara casi lavada que podría expresar transparencia; habrá que esperar a escucharla. Aplausos, silencio luego; toma asiento en medio de los ponentes; e inician las exigencias de cada miembro del panel.

Abre Irazú con un speech 100% político que nos recuerda a los dirigentes de la época de antaño. Su discurso, evocado a remarcar las acciones que el partido tiene a favor de la comunidad LGBT y que -hay que hacer hincapié- es el único partido en México que nació con una secretaría de Diversidad Sexual a todos los niveles (nacional, estatal y local). Da pauta a que se inicien con las exigencias de cada uno de los ponentes al coincidir con nosotros: el gobierno federal se encuentra en un estancamiento en derechos LGBT (conveniente mencionarlo justo a unos meses de elecciones estatales y federales donde su partido se perfila como la alternancia).

Marisol -a un lado de Sheinbaum- nos cuenta del miedo profundo que no la deja dormir por las noches; el miedo del crecimiento actual de las derechas conservadoras respaldadas por las Iglesias Evangélicas Protestantes en América Latina y cita el artículo de Javier Corrales en el New York Times (https://www.nytimes.com/es/2018/01/19/opinion-evangelicos-conservadores-america-latina-corrales/). Ella teme que esta situación siga creciendo en Latinoamérica y en especial en México.

Claudia Sheinbaum empieza a tomar notas en unas hojas.

Es el turno de Alejandro Brito y nos recuerda que hemos cumplido en la CDMX 20 años de gobierno de izquierda a cargo del Partido de la Revolución Democrática, PRD. Sin embargo, reta al nuevo gobierno a dejar de lado la continuidad y ser más progresista. Propone crear presupuestos para intensificar la erradicación del VIH y la Hepatitis C; erradicar la homofobia con más visibilidad y con un mapeo de la ciudad para eliminar la violencia y prevenirla. La exigencia de un programa para el DIF que cubra las necesidades de las familias diversas y nos habló de dos hermosos propósitos que van más allá de una ciudad “gayfriendly”: que la CDMX se vuelva una ciudad refugio para todas aquellas personas que sufren algún tipo de violencia por el hecho de “ser” y ciudad santuario que proteja no sólo a nacionales; sino también a inmigrantes que llegan a la ciudad en busca de libertad en sus derechos sexuales.

La tercera intervención; fue el punto álgido de estas ponencias. Amaranta Gómez se levantó y utilizó el podio para dar su oratoria; la cual pareciese una declamación con dedicatoria a nuestra comunidad. Su declaratoria inicial fue muy contundente: redoblar esfuerzos contra todos aquellos grupos que pretendan limitar nuestros derechos. Inmediatamente, los aplausos iniciaron; -seguramente muchos sintieron ese mismo coraje que yo sentí al recordar las marchas con tintes homofóbicos que vivimos el año pasado-. Aplaudimos fuertemente y en silencio, pues es la forma más poética de mostrar la inconformidad y unirnos determinantemente contra estas representaciones de discriminación. Recordó poner sobre la mesa la agenda Trans y nos ayudó a imaginar cómo sería esta una ciudad santuario; lo cual suena más que bonito, glorioso.

Al término de su ponencia, los aplausos tardaron en cesar. Nadie quería que dejase de hablar, pues estoy seguro de que a más de una persona, terminó con la piel erizada después de sus palabras; incluso Claudia paraba de escribir para escucharla.

Continuando con la agenda Trans, María Clemente Moreno tomó el micrófono exigiendo una Clínica para Mujeres Trans, que pueda ayudar con el cambio de sexo y una administración de hormonas correctamente que no desemboque en alguna enfermedad crónica o terminal y evitar un gasto mayor para la Ciudad. Agregó que es necesario una inserción laboral; ya que pareciese que una mujer trans puede decidir entre ser estilista o trabajadora sexual; y el no tener una vida laboral las deja desahuciadas en la vejez sin posibilidad de acceso a un hogar.

Héctor Salinas condenó cualquier paso atrás que demos; y dijo “lo que hemos avanzado, NO DEBE REGRESAR AL CLOSET” y es responsabilidad del Estado crear Políticas públicas, y designar presupuestos y programas para progresar en los derechos LGBTTTI.

Para cerrar con broche de oro – y deleite visual de algunos, incluyéndome-, Genaro Lozano. En el podio, su discurso académico incluía datos duros y figuras literarias que sirvieron para hacer énfasis en temas específicos: su alianza con el PES, el derecho a las mujeres a decidir sobre su cuerpo, lucha contra la crisis de derechos humanos incluyendo el de los migrantes, fortalecimiento de la COPRED. Y en caso de comprometerse con estos temas; estaría dispuesto él, a abrirle paso al fantasma de la alternancia. Aquí su discurso (http://gruporeforma-blogs.com/escenarios/?p=68954)

Claudia toma el micrófono y las hojas con anotaciones. Con una serenidad inquebrantable habla sin tropezar en sus palabras: “Lo digo con toda claridad, soy defensora de la diversidad, de la libertad, siempre voy a actuar con convicción, seremos un gobierno incluyente” y concisamente afirmó que en su gobierno buscaría:

  • Inclusión. Reconociendo la diversidad en todos sus ámbitos
  • Gobierno Laico. En donde se impulsen los Derechos Sociales y se reconozcan todas las expresiones
  • Políticas Públicas. Prometió principalmente que construirá una clínica especial para atender los padecimientos de las personas Trans, en atención y prevención al VIH con el fin de erradicar la coinfección del VIH y la Hepatitis C

Video de Claudia Sheinbaum y su intervención

Su participación terminó más rápido de lo que hubiera pensado; sin embargo, me dejó con buen sabor de boca. No fue necesaria una oratoria de masas que buscara desesperadamente el voto prometiendo lo imposible; ya que al tema de cuotas de mujeres trans en la política lejos de prometer o hacer oídos sordos; solicitó a tener acciones afirmativas en conjunto para su inclusión sin asegurar el 1% que le fue sugerido. Eso habla de honestidad y sinceridad. Metas alcanzables y -esperemos- partidas presupuestarias destinadas a nuestras necesidades.

Después de un revés en su partido con su alianza con el PES, éste encuentro era necesario para MORENA. Esta segunda oportunidad fue un grito al cielo con el fin de reivindicarse con nosotros, el espacio fue un gran avance; y al día de hoy ha sido la única precandidata que ha tenido un acercamiento directo con el 10% de la población que podría votar por ella, nosotros; el voto rosa, el voto LGBT+.

 

About Cesar Rodríguez

Internacionalista y soñador con los pies en el asfalto. Amante del pop, los juguetes y todo lo que me devuelva la niñez. Fiel creyente en el amor y en Britney Spears.

Recomendamos

Bob Esponja y la normalidad

¡Sé normal! ¿Alguna vez te han dicho esta frase? Ya sea sus amigos (as), familia …

Leave a Reply