Home / Estilo de vida / Él es Aletze: un chico trans que nos habla desde la visibilidad y su proceso de transición

Él es Aletze: un chico trans que nos habla desde la visibilidad y su proceso de transición

Recordarán que hace unos meses les trajimos la reseña del libro Damas y Adamados, escrito por Antonio Bertrán. Esa fue la primera vez que leí sobre Aletze Estrada, un joven de Ciudad de México que se caracteriza por su valentía por ser libre y existir.

¿Qué podemos contarte sobre él? Tal vez, comenzaríamos contándote por su interés por la cultura japonesa, o los sueños que siempre ha tenido. Te podemos hablar sobre su voz, y su forma de hacer activismo. Su historia y el camino que ha recorrido para llegar hasta el día de hoy.

Desde El Clóset LGBT, te traemos esta entrevista pensada desde las juventudes, la transmasculinidad y los planes futuros de Aletze Estrada.

¿Cómo definirías la Transmasculinidad?

La trans-masculinidad es un constructo social a la par de la masculinidad, que deriva de experiencias bilaterales entre la enseñanza femenina y el ideal masculino con el que tantas personas transmasculinas crecimos. Sabemos cómo es ser mujer y por lo que las mujeres pasan desde la infancia, algo de lo que los hombres cisgénero carecen como parte de su conocimiento social. Yo creo que eso nos hace ser un poco más empáticos, no sólo con ellas, sino también con la carga que tienen los hombres cisgénero.

Yo la considero una faceta más de ésta cualidad “de lo masculino”, que nos da un abanico de características y herramientas que no sólo nos haga “pasar” como hombres, sino que haga obvio que somos hombres trans. Es decir, no sólo es aceptable ser visto como “un hombre más”, sino también ser y estar orgulloso de ser visiblemente un hombre trans.

La palabra además abre la posibilidad de integrar a aquellas personas que no quieren ser definidas como “hombres” – por la carga social que tiene la palabra – sino como una persona que se inclina más hacia lo masculino que hacia lo femenino.

¿Consideras que existen privilegios que solo disfrutan los hombres? ¿Cómo ha sido tu perspectiva en este punto?

Sí, no hay duda de que los hay. Y no sólo en lo que la terapia de reemplazo hormonal logra en nuestro cuerpo a comparación del cuerpo de las mujeres trans, sino también en muchas otras áreas. Me doy cuenta de mi privilegio desde que salgo a la calle y no siento el terror o pánico de ser violentado.

Otra área contra la que más se combate la discriminación, es la laboral. Las mujeres trans de por sí ya sufren de la diferencia salarial por ser mujeres, pero el hecho de ser trans agrega la dificultad de encontrar un trabajo o mantenerlo.

Mi perspectiva es que debemos seguir luchando para lograr que más empresas se unan a una práctica incluyente y seguir visibilizándonos para demostrar que nuestra identidad poco tiene que ver con nuestras capacidades y que somos dignxs de respeto, pasemos o no como personas cisgénero.

Coméntanos más sobre Hermanxs ¿cómo te vinculaste a esta página?

Ésta página la cofundé junto con Mario Julián Morales (de Lovemouse), Félix Morales y Floyd Leroy (FnF cómics), Elías Islas y Nathan Ambriz (Jauría Trans). Todos tuvimos un papel que desarrollar, en mi caso, articulista y community manager.

Mario puso un post en su Facebook que llamaba a hombres trans a crear un blog o un espacio donde sólo habláramos desde la transmasculinidad, dado que la misma invisibilidad de la que gozamos también nos ha hecho invisibles dentro de las causas y luchas LGBTI, centrando más la atención en las chicas trans.

Queríamos compartir un poco de nuestra experiencia y unirla a la información disponible actual que unx puede encontrar en Internet… mayoritariamente en inglés. Queríamos ofrecer una oportunidad para aquellxs que no hablan ese idioma. Nos pusimos de acuerdo rapidísimo, empezamos en Febrero 2017 y la lanzamos en Mayo.

¿Consideras que existe machismo en la Diversidad Sexual? ¿Transfobia?

Sí lo considero y sé que puede provenir de cada miembro de la diversidad sexual, incluidas la comunidad trans. Esto se me hace una verdadera estupidez y una falta a la lógica de supervivencia del ser humano (por eso de que los números hacen la fuerza, o como se diga). El atacarnos y dividirnos lxs unxs a lxs otrxs es inconcebible para mí.

Por nombrar un ejemplo rápido, recuerdo un post de Instagram de un chico trans estadounidense musculoso y con barba – dos características que son estereotípicamente muy masculinas – que recibió mensajes machistas en una foto donde salía usando un arnés de “leather” para la marcha de su estado.

Ese outfit está relacionado con los hombres gay y  sólo por esa connotación que tiene, algunos mensajes decían que no estaba haciéndole justicia a la comunidad, que si no tenía vergüenza y algunos decían que no era un chico trans “de verdad”. Incluso utilizaron palabras discriminatorias dirigidas a los hombres gay y lo más estúpido era que en otros post mencionaba y mostraba a su novia. Ni siquiera se molestaron en investigar un poco. Nada más hablaban desde su machismo.

¿Cuál es el mayor problema, desde tu perspectiva, que enfrentan las juventudes trans en México?

Por supuesto, el bullying en la escuela. Si no son lo suficientemente resilientes, puede afectarles tanto que podrían caer en actividades de riesgo o podrían experimentar ansiedad y hasta depresión.

Sobre todo, si en su familia ya hay discriminación, porque en México la Virgencita, los santitos y Dios aún tienen un gran peso en la aceptación que reciben los jóvenes en sus familias.

Y de nuevo, tengo que mencionar la situación laboral. De por sí, las juventudes tienen menos prospectos laborales por su falta de experiencia, pero si le agregas que muchxs no han salido del clóset o apenas lo están haciendo, claramente pone en riesgo la oportunidad de encontrar buenas oportunidades laborales.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren salir del clóset como trans?

Que sean muy pacientes. MUY pacientes. Tanto con su salida del clóset como con su transición. La expectativa que se crean viendo a otros “online” y comparándose puede dañar su propia experiencia transicional. Todxs somos y reaccionamos diferente, nuestra genética tiene mucho más que ver en nuestros cambios de lo que muchos dan crédito.

El primer paso siempre debe ser aceptarse a unx mismx de la manera que sean. Tomar terapia puede ser bueno, pero debería ser con psicólogxs familiarizados con el tema, si no lo están, ni para qué intentarlo. Después de eso, no hay pasos. Sólo tratar de hacerlo estando segurxs de que no están en peligro.

¿Te consideras un activista? ¿Existe una diferencia en el activismo de otras generaciones?

Me siento raro al llamarme “activista” pero sí, me considero uno y es justamente por la comparación que hago con el activismo que tenían las generaciones pasadas, tan presenciales, tan físicas y de choque. Mi activismo podría considerarse muy pasivo o cómodo, pero, así como le digo a mis papás: esos eran tus tiempos y estos son nuestros.

Esta perspectiva es la que me permite llevar a cabo mi activismo y es el que he decidido mantener. Claro que de requerirse, me uniré a otros que tomen acciones más concretas, pero sé que eso significaría dedicarle más tiempo y mi prioridad ahorita es encontrar un trabajo fijo y pagar mi deuda universitaria.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

Hacer todo lo posible para que el Congreso de Salud Trans que estoy organizando salga bien; encontrar un trabajo estable; saldar mi deuda; invertir en inmuebles; ahorrar para viajar y posiblemente, irme a vivir a otro país.

Me encanta la Ciudad de México y lo que he podido lograr gracias a los avances en materia de derechos humanos para la comunidad. Pero antes que activista y antes que saberme trans, ya tenía sueños que aún quiero cumplir y uno de ellos es vivir en otro país. Aunque sea por unos años.

También me gustaría aprender a tocar algún instrumento musical y aprender otros idiomas, además del inglés y el japonés. Tengo en mente el sueco y el koreano.

Aunque también estoy consciente de que el futuro no siempre es como lo planeamos y la verdad, estoy abierto a toda posibilidad y oportunidad. Lo único constante es que seguiré dedicándome a Hermanxs y haré activismo tanto como me sea y me sienta posible, vaya a donde vaya. Porque seguiré siendo visible por aquellos que no puedan o no quieran serlo, para que llegue una época en que ya no importe si eres o te ves trans.

Que sólo importe que somos seres humanos.

About Néstor Silverio

Feminista ecuatoriano que ve el mundo no como es, sino como debería ser: un lugar de igualdad, amor y mucha comida.

Leave a Reply