Home / Entretenimiento / ‘La fobia de Homero’ el episodio con temática gay de Los Simpsons que rebasó fronteras

‘La fobia de Homero’ el episodio con temática gay de Los Simpsons que rebasó fronteras

Recordando el primer episodio de temática gay en los Simpson

Han pasado 21 años desde que se estrenó el episodio “La fobia de Homero”, perteneciente a la popular serie animada Los Simpson; donde los productores se atrevieron no solamente a mostrar un personaje abiertamente gay, sino a introducir el tema de la homosexualidad en una serie animada, y delatar el problema de la homofobia. En honor a uno de los episodios más recordados y queridos por los fans de la vieja escuela de los Simpson, analizaremos qué hizo grande esta aventura de la querida familia amarilla.

Transcurría el año de 1997, cuando tras otra de las hilarantes travesuras del joven Bart, la familia Simpson conoció a un peculiar personaje conocido en el doblaje como Javier, John en el idioma original, quien estaba basado e interpretado por el escritor y director John Waters como estrella invitada. Personaje que al cual invitaron a pasar la tarde en su hogar, donde con su jovial personalidad se ganó el corazón de sus anfitriones.

(Es muy simpático, tu papá está haciendo buenas migas con él)

 

La velada resultó un éxito y toda la familia terminó tomándole cariño a Javier. Homero pensaba que era la persona más simpática que había conocido; sin embargo el despistado Homero en su intento de querer invitarlo de nuevo se enteró por Marge de un detalle, que no había notado hasta entonces, Javier era ho-mo-sexual.

(¡Diosito, diosito, diosito, diosito! ¡Bailé con un gay!)

 

De repente esa gran impresión que tenía Homero de Javier desapareció; ahora se sentía avergonzado, temeroso, dudoso e iracundo ¿qué ocurrió? Acaso durante ese jocoso baile entre ambos ¿Javier hizo alguna mala jugada? ¿Realizó alguna insinuación? ¿Se atrevió a difamar a Duff? O será que el miedo de Homero ¿estaba mal fundamentado? En efecto, el único crimen de Javier ante los ojos de Homero era el de no haber sido tan evidente sobre su sexualidad.

(Ya me conoces Marge, me gusta la cerveza fría, la tele fuerte y los homosexuales locas locas.)

 

Afortunadamente la repentina fobia de Homero no era compartida por los demás miembros de su familia, quienes seguían encantados con la idea de acompañar a Javier a dar un paseo, pese al descontento de Homero, quien ahora le preocupaba que la orientación de Javier pudiera “contagiarse” a su familia, enfocando así su inseguridad y miedo a Bart.

De repente cada conducta o detalle, fomentada por estereotipos, que resultase novedosa en la conducta usual de Bart eran señal de que estaba en camino a convertirse en gay.

 

Fue entonces momento de que Homero comenzara a buscar culpables ¿Era Javier el único culpable? Marge con su femenina conducta alrededor de su hijo ¿Tenía algo de culpa? Durante sus recurrentes estrangulaciones a Bart ¿hizo Homero algo mal? ¿Comienza esto a sonar familiar? Sea como sea Homero siente que es su deber mejorar como padre por el bienestar de su hijo, no es que fuera a dejar de estrangular a su pequeño demonio claro, en su lugar podía ayudar a Bart a convertirse en todo un hombre, heterosexual.

 

 

Es así como Homero inicia una misión por traer a Bart de vuelta al equipo hetero, procurando tener el mayor cuidado posible de no empeorar las cosas, y con tantos estereotipos sobre masculinidad para elegir ¿qué podría salir mal?

(Saluden a mis amigos los Simpson. – ¡Yuuujuuu!)

 

Todo al parecer, puesto que cada intento terminó resultando contraproducente, y Homero sintió que Bart ya no estaba a salvo en un mundo se “había vuelto gay”. Ante su fracaso, Homero acude a sus igualmente prejuiciosos amigos Moe y Barney, que le ofrecen ayuda para que Bart se convierta en todo un hombre, igual que ellos. Sugieren así llevar al muchacho a cazar un venado, después de todo cuando todo lo demás falla nada como forzar al hijo a realizar actividades heterosexuales, cuyos padres nunca hicieron.

Es así como un decidido Homero toma a Bart de cacería sin previo aviso, no sin antes advertirle a Javier que se encargará de “reparar” el “daño” que éste ha provocado “Con mi hijo no te metas, Javier”. Sin embargo, el viaje resultó un fracaso y se vieron obligados a regresar resignados, hasta que surgió una alternativa.

Desafortunadamente remplazar cazar venados por renos no resulto buena idea y las vidas de Homero y Bart se vieron en peligro; y tras una buena sacudida que recibió Homero para proteger a su hijo, fueron rescatados por Javier con ayuda de su ingenio. Y una vez acabado el drama, un cambiado Homero reconoció que Javier era mejor persona de lo que sus prejuicios le impidieron ver en un principio.

Al final Homero aprendió su lección y Javier se ganó su respeto, y todo lo que tuvo que hacer fue salvarle la vida… bueno al menos la mayoría del grupo no salió herido así que es ganancia. Y en hora buena para Bart, quien ahora sabía que podía contar con el apoyo de su padre sea cual sea su decisión, que por cierto recién se enteraba de qué trató todo el episodio.

 

Fue así que una vez más haciendo uso de su característico sentido del humor, los Simpson nos presentaron una realidad que increíblemente aún persiste hasta nuestros días; tanto por la manera en que se refleja la estigmatización a la comunidad LGBT, con base a prejuicios absurdos fomentados por estereotipos, y cómo el concepto de masculinidad y heterosexualidad se llegan a basar igualmente en prejuicios absurdos, que impiden ver más allá de la persona que tenemos en frente a causa de una sola de sus muchas características y cualidades.

Dicho episodio no se dio de manera fácil, éste representó toda una batalla contra la censura por lograr que saliera al aire, puesto cada detalle del episodio que tenía que ver con la cultura gay y el solo hecho de que se mencionara la palabra gay, recibió docenas de oposiciones por parte de la cadena. Afortunadamente los productores decidieron arriesgarse y lograron entregarnos uno de los mejores episodios de la serie, logrando ganar un Emmy, la gratitud por parte de la comunidad LGBT por darle visibilidad y el corazón de varios fans.

Definitivamente “La fobia de Homero” se convirtió en una de las joyas de antaño de los Simpson. Y es por esto y más que les agradecemos darnos motivos para reír, llorar, crecer y seguir creyendo en y celebrar la igualdad.

 

About Oswaldo Chávez

Leave a Reply