Home / Arte / ‘In a Heartbeat’, el primer amor, visto sin ningún prejuicio

‘In a Heartbeat’, el primer amor, visto sin ningún prejuicio

Sólo cuatro minutos y cinco segundos fueron suficiente para que curiosamente, ‘En un latido’ nos robará el corazón. Por fin la espera terminó y el cortometraje animado que se venía anunciando un par de meses atrás, vio la luz en la plataforma dentro de YouTube, propiedad de sus creadores Beth David y Esteban Bravo.

En un giro inesperado y que hasta la fecha ninguna compañía de animación de gran impacto había tenido la valentía de mostrar, lo lograron dos estudiantes como su examen final, gracias a la ayuda financiera de todos y todas los que apoyaron el proyecto en cuanto vieron el trailer del mismo, haciéndolo viral.

Sherwin es un pelirrojo estudiante que observa tímidamente a Jonathan, uno de sus compañeros en su instituto, sin que éste se de cuenta.

Es ahí cuando la emoción del primer flechazo, el primer amor, comienza a hacer estragos en nuestro introvertido protagonista. Su corazón, literalmente no puede con la emoción al observar a quien le pertenece cada uno de sus latidos, escapando del pecho de Sherwin, saltando detrás de Jonathan.

La tierna y divertida alegoria a los sentimientos contra la razón se hacen presente en éste pequeño personaje, que sin prejuicios, distinción o preocupaciones de lo que piensen los demás, se deja llevar por lo único que importa: Ser fiel a lo que uno siente.

heart1

heart2‘In a Heartbeat’ se sale de los parámetros de las enormes películas de Disney y Dreamworks que aunque se agradece enormemente su contribución, han retratado con calzador y sólo pequeños guiños, (hay que decirlo, no son suficientes), la atracción entre dos personas del mismo sexo.

En cambio aquí se nota natural, espontáneo y fácil de comprender desde el más pequeño espectador que lo ve sin malicia, hasta el más reacio de todos, que cree que dos hombres o dos mujeres atraídos entre si, no está bien.

Otro detalle destacable es la clara alusión al origen latino de Jonathan, desde su nombre hasta el tono de su piel, ¡Nos encanta que haya inclusión dentro de la inclusión!

Esperamos muy pronto que el trabajo de Beth y Esteban pueda convertirse próximamente en un largometraje, o que sirva de parteaguas para que otros se arriesguen a mostrar las cosas como son, sin tanto rollo, sin tanta explicación, simplemente amor.

Por cierto, ¿pudiste ver el libro que Jonathan leía?

dorian2 dorian

‘El Retrato de Dorian Gray‘ del gran Oscar Wilde, o mejor dicho… ‘Dorian Gay’ en el corto.

heart3

Si aún no has visto el clip(que a estas alturas, lo dudo mucho), te lo dejo a continuación:

 

About Marcos A. Alonso

Cinéfilo, lector compulsivo. Creo que en éste mundo lleno de guerra, cualquier demostración de amor debe ser considerada un verdadero milagro.

Recomendamos

La izquierda mexicana nos abandona

Se acercan unas elecciones desalentadoras para la comunidad LGBT en México. Aunque a veces de …

Leave a Reply